Carrito
No hay productos.

Vive relajado, vive mejor - Meditar y sentir, relajación total

    1.3.3 Capacidad de percepción sensorial (5 sentidos y kinestésica)
    1.3.4 Capacidad de ralentizar el pensamiento e imaginar, más conocido como meditar
Página anterior Página inicial Página siguiente Imprimir Página

Capacidad de percepción sensorial (5 sentidos y kinestésica)

A través de visualizaciones podrás aprender a relajarte. Las visualizaciones no son mas que imágenes en tu mente que te ayudan a desconectar con el mundo presente. Te guían por un mundo lleno de sensaciones, a través de los cinco sentidos podrá vivir una experiencia inolvidable, la cual te ayudará a relajarte de manera inmediata, por lo que una vez de vuelta a la consciencia te servirá para resolver mejor las situaciones que no te agradan, te ayudará a gestionar mejor los problemas, los conflictos...

Esta técnica consiste en cerrar los ojos e imaginar un momento vivido, conectando de forma sencilla con todos los sentidos, porque se trata de revivir esas vivencias.

Cuando cierras los ojos te concentras en tu respiración, en su ritmo y en su fluir, los ruidos externos te ayudan a relajarte, sólo son sonidos que te ayudan a concentrarte y seguir tu respiración. Una vez concentrado vas a visualizar un momento especial para ti. Visualizar significa que lo vas a ver, estás viendo los colores, los movimientos, las formas, las figuras, personas, animales, objetos, vas a ser consciente de todo aquello que te rodea y de ti mismo, lo ves, lo observas todo con mucho detenimiento y sigues respirando tranquila y pausadamente. Ahora además de verte a ti como protagonista de esa película vas a escuchar tu voz, la de los demás, los sonidos, ruidos, todo aquello que tus oídos pueden percibir. Eres consciente de todo eso que te rodea. Lo ves, lo escuchas y sigues tranquilamente respirando muy pausadamente, lentamente. Ahora vas a oler todos esos olores, es un momento de tu vida en el que te sientes tranquilo, esos olores son conocidos, te trasladan a una pura relajación. Así que ahora estás relajado, muy relajado, estás viéndote, viendo todo lo que te rodea, eres consciente de los sonidos, ruidos, voces, de los olores, todo ello te traslada a un profundo relax, sientes ese relax en tu cuerpo.

Una vez visto, oído, olido, llega el momento de probarlo, de sentir sus sabores, su textura con el sentido del gusto, notas un sabor agradable que te hace sentirte muy pero que muy bien, estás en una completa y profunda relajación producida por estos sabores, esos olores, esos sonido y esos colores, movimientos...estas relajado, muy relajado.

Por último vas a tocar todo aquello que te rodea, sientes su temperatura, su textura, su forma, ahora únicamente te dejas guiar por tu sentido del tacto, el cual te llena de bienestar y tranquilidad.

Te sientes relajado, muy relajado, muy relajado. Ahora lentamente vas a ir conectando con tu respiración, siendo consciente de cómo entra y sale todo ese aire de tu cuerpo, como lo llena de energía y de pensamientos positivos. Poco a poco vas entrando en la realidad, siendo consciente del aquí y del ahora.


Capacidad de ralentizar el pensamiento e imaginar, más conocido como meditar

La ventaja de imaginarte una situación es que decides qué es lo que te relaja y a dónde te gustaría ir y trasladarte, ya que puedes imagínate un lugar lleno de paz, ilusiones, tranquilidad, serenidad... eres tú quien decide que visualizar, qué pensar. El meditar te ayuda a tener una actitud más positiva ante la vida, con lo cual podrás afrontar de manera más ventajosa todos las situaciones difíciles de cada día. Meditar es dedicarte tiempo para pensar en ti, en tus sentimientos, emociones, pensamientos. La meditación puede ayudarte a crear los escenarios para alcanzar tus objetivos. Cierras los ojos e imaginas cómo será el lugar dónde tendrá lugar ese acto, cómo estarás sentado, vestido, con quién estarás, cómo transcurrirá el tiempo, cuál será tu actitud, tus pensamientos. Lo vivirás como te gustaría que fuera. Recuerda que lo debes de hacer de forma positiva, de la forma que lo visualices es como se dará.

Siempre que practiques esta técnica intenta entrar en un hermoso jardín, tú eliges cómo será, dónde estará, quién habrá en él. Antes de entrar en él cierra los ojos y céntrate en tu respiración, ya sabes cómo debes hacerlo. Una vez que has desconectado del exterior imagínate una gran luz sobre tu cuerpo, una luz que te atraviesa, comenzando por la cabeza hasta tus pies, las raíces de tu vida, el sustento de tu cuerpo, recuerda que deberá pasar esta luz por todos tus huesos, músculos. Eres tú quien elige el color, la intensidad, la fuerza. Una vez iluminado por este destello que te llena de paz, energía, serenidad te imaginarás un árbol que dejas a un lado de tu cuerpo, un árbol que cargarás de todo ese malestar, de todos esos problemas, emociones que te cargan y te agobian, este árbol acepta todo, no le importa lo que pese, la forma...él está ahí con la finalidad de que te liberes de todo eso que te carga.

Una vez que has dejado esa gran maleta tan pesada darás un paso hacia delante (mentalmente) y entrarás en un gran jardín repleto de maravillas. Allí estás tú rodeado de belleza y tranquilidad.

Página anterior Página inicial Página siguiente Imprimir Página
Publicidad
Publicidad
Comunicación de errores o erratas en los contenidos Errores y/o erratas

Apps:

Descargate gratis el cuadro de cuentas  para tu smartphone Calcula préstamos, leasing, depósitos y planes de pensiones con tu smartphone Disponible en App Store Disponible en Google Play

Patrocinador: