Carrito
No hay productos.

Vive relajado, vive mejor flecha ¿Necesito relajarme?, ¿Soy capaz?

Índice
  1.2 ¿Por qué, cómo y en que situaciones es útil relajarse?
  1.3 ¿Necesitamos relajarnos?, ¿Soy capaz de relajarme?
    1.3.1 Capacidad de control de la respiración
    1.3.2 Capacidad de disminución de tensiones musculares
Página anterior Página inicial Página siguiente Imprimir Página

¿Por qué, cómo y en qué situaciones es útil relajarse?

  1. Por qué es importante: para no desgastar energías inútilmente y resolver adecuadamente los problemas.

  2. En qué circunstancias, cuándo: cuando surge un problema tensamos los músculos, nos bloqueamos, dolores ... En estas circunstancias es imprescindible relajarse, para ello es necesario saber hacerlo durante todo el día. Primero de forma consciente y luego inconsciente.

  3. Qué beneficios tiene: es que los músculos fluyen, tu mente se deja llevar, el carácter es tranquilo, la ira, los miedos, la rabia se alejan, los conflictos poco a poco desaparecen para dar lugar a pensamientos positivos y sonrisas, etc.


¿Necesitamos relajarnos?, ¿Soy capaz de relajarme?

Todo el mundo tenemos la capacidad de relajarnos porque todos tenemos capacidades fisiológicas. Cuando no lo hacemos es porque nos hemos acostumbrado a no hacerlo, el hacerlo nos parece una tontería y no necesario, si piensas así, ¡te equivocas!.

Nuestras capacidades de relajación son cuatro:


Capacidad de control de la respiración

(actuar sobre ella voluntariamente). Es importante no querer coger mucho aire, eso nos ahoga más, debes aprender a dirigir la respiración, siendo consciente de cómo entra y sale de tu cuerpo. Primero céntrate únicamente en su fluidez y en el movimiento de tu cuerpo. Luego eres tú quién la dirigirá. Entrando siempre a un ritmo y saliendo a otro más lento.

Existen diferentes métodos de respiración, aquí únicamente los nombraremos (Cadenciosa, buceo interior, afinado de soplo, retromasaje abdominal, respiración regeneradora.) y explicaremos uno muy sencillo y de forma muy breve.

Cuando decides aprender a respirar puedes hacerlo de forma que el aire entre por la nariz y salga por la boca o puedes hacer que entre por la nariz y salga por ella también. Cómo sea más fácil para ti lo debes hacer. Recuerda que cuando saques el aire dite unas palabras mentalmente, " el aire que está saliendo está eliminando de mi interior todos esos pensamientos negativos, esas emociones que no me gustan, ese malestar, esa negatividad..." y " el aire que entra lo hace limpio, puro, lleno de energía, de positividad, de alegría, ilusión. Es un aire que purifica mi cuerpo, que lo limpia, que se transporta por todas mis venas, arterias, músculos, dándole vida e ilusión".

Es importante que cuando practiques el método de respiración no dejes el aire en el pecho, haz que recorra tu cuerpo o por lo menos que llegue hasta tu vientre, desde allí ya recorre todo tu ser.

Antes de aprender a respirar intenta medir tus pulsaciones, una vez que practique la ralentización de la respiración vuelve a medirlas, si lo has hecho bien estás habrán disminuido. Ten calma, todo llega poco a poco, paso a paso.


Capacidad de disminución de tensiones musculares (modificación voluntaria).

Esta técnica consiste en tensar y destensar los músculos del cuerpo. Dependiendo de dónde leas estas técnicas te dirán que empieces por un lugar u otro, a mi me gusta comenzar por las manos y continuar por la cara y a continuación seguir bajando por todo el cuerpo sin olvidar ni un solo músculo. Esta técnica es consciente, tú eres quién diriges las tensiones. El comenzar por la manos no es ningún capricho, es porque es un lugar donde hay muchas tensiones así que comienzo por aquí y recorro el cuerpo entero.

Cuando tenso el músculo soy consciente de todo el malestar, el dolor, la energía, de todo lo que estoy trabajando en ese momento. Luego lo destenso, dejándolo relajado, suelto, sin movimiento y diciendome algunas palabras que me ayuden a relajarme. Poco a poco irás dejando relajados los músculos, el destensar tiene que se de forma calmada. Y así continúas por todo tu ser, diciendote palabras como " soy consciente de la tensión de mis manos, de cada músculo que forma mi mano, lentamente voy a destensar cada uno de ellos, los voy a dejar caer, eliminando todo el malestar que tengo dentro de mí y llenándolo de energía, de positividad, de paz, de alegría, de serenidad. Ahora estoy relajado, muy relajado, me siento relajado, muy relajado".

Dentro de este método podemos englobar lo que mucha gente llama la risoterapia. La risa es un acto que mueve 400 músculos, por lo que los tensa y los relaja. Si te gusta reírte practica esta técnica ya verás sus buenos resultados, relajas el cuerpo y la mente. La vida fluirá de forma más ligera.

Página anterior Página inicial Página siguiente Imprimir Página
Publicidad
Publicidad
Comunicación de errores o erratas en los contenidos Errores y/o erratas

Apps:

Descargate gratis el cuadro de cuentas  para tu smartphone Calcula préstamos, leasing, depósitos y planes de pensiones con tu smartphone Disponible en App Store Disponible en Google Play

Patrocinador: