Carrito
No hay productos.

Los nueve mitos a desterrar del negocio online

No es oro todo lo que reluce… si bien es cierto que con la llegada de Facebook y Twitter un polvo de estrellas deslumbrante y prometedor se extendió como la pólvora por el mundo empresarial dando como resultado un mensaje emergente de “facilidad” en la obtención de beneficios, con el devenir de los años y el avanzar por el universo online, nos hemos dado cuenta que, construir una empresa social, tener éxito en un negocio online y lograr transitar de las emociones a la ventas de forma eficiente, no es una labor sencilla.

Autor: Carolina Velasco

Tampoco lo es lograr un buen posicionamiento e identificar las palabras clave que nos permitan innovar en la generación de nuestro mensaje y, los sistemas de publicidad más extendidos como Google Adwords tienen como requisito indispensable para su eficiencia, la conversión de los clientes.

Debemos saber que el éxito en los negocios online lo encontramos por la senda de la fidelización, del establecimiento de vínculos basados en la confianza y la credibilidad que, finamente son los que nos permiten conocer a nuestros clientes, e ir avanzando por la senda del crecimiento.

Veamos algunos de los grandes mitos de los negocios online que debemos desterrar.

Venderé a millones de usuarios mi producto

Es absolutamente irreal proyectar cifras de ventas inmediatas por el mero hecho de estar presente en las redes sociales, muy por el contrario, los niveles de competitividad son tan feroces en todas las áreas y segmentos, es tan masificado y constante el flujo de incorporación de nuevas “marcas potenciales” al universo en red, que captura la atención de millones de usuarios, es un trabajo sólo posible desde la consolidación de vínculos sólidos y eficientes, es decir, a largo plazo.

Tendré millones de visitas y eso… será suficiente

Otro error y de magnitud. Veamos por qué, es bien cierto que el tráfico nos hace visibles, pero también lo es que sólo la conversión es responsable de los clics que se traducen en ganancias.

La clave no es lograr que un restaurante se llene, sino que todos consuman.

En la red pasa lo mismo, podemos tener una gran afluencia de tráfico y ser los reyes de las visitas, pero… si no logramos transformar nuestro tráfico en tasas elevadas de conversión y reducción del rebote, no servirá de nada.

Lo verdaderamente difícil es transformar las visitas de tu sitio web en cifras de ventas para tu empresa.

Publicidad, sólo pagamos si nos hacen clic

Falso… totalmente, pagamos por el espacio que utilizamos y pagamos por aparecer en los resultados de búsqueda, si bien es cierto que sólo te cobran cuando te hacen clic (PPC) pagamos por los mismos conceptos de siempre (CPM).

No necesitas adelantar el pago, pero si la campaña no funciona, se nos exigirá pagar para aumentar su relevancia y si aún así sigue sin funcionar, se nos volverá a exigir hasta que lo logremos o desistamos y el anuncio desaparezca.

Con una base de datos grande, los clientes llegarán solos

Cuidado… tener una base de datos grande es relativo. El éxito de las bases de datos es su segmentación, para lo cual es necesario el conocimiento global del cliente y la capacidad de entregar aquello que realmente satisface sus necesidades o intereses.

Una base de datos en la que la escucha activa, el estudio de las métricas y la híper segmentación son palpables con cada acción, genera envíos de información de alto impacto que provocan la captura de la atención del cliente lo que implica la conversión y permite no sólo una gran visibilidad sino también, un muy buen CTR. Qué porcentaje de las veces que se mostró se transformó en clic, es ahí como se mide la eficiencia de una campaña.

El usuario no navega por la parte inferior de tu web

Sin duda alguna y sólo aplicando el sentido común, nos damos cuenta que este es un error grande, todos, pensemos por un momento cuando actuamos como consumidores de información en red, nos desplazamos por un sitio tanto y tan profundamente, como nos capture nuestra atención. La clave es entregar calidad, en todos y cada uno de los espacios.

El gran desafío consiste en atrapar al consumidor, a partir de ahí y siempre teniendo presentes los principios de velocidad de carga, usabilidad y sencillez en los procesos, destina espacios a tus contenidos.

Necesito… ¡utilidad!

¿Qué elegiríamos nosotros, una página con una usabilidad exquisitamente sencilla o la calidad de los contenidos? La utilidad es un concepto que se genera como parte inherente a nuestra necesidad de medir, aunque la paradoja se produce cuando nos damos cuenta que la respuesta más eficiente es la que nos acerca a la personalización de nuestros objetivos. La frecuencia de clics que debe realizar un usuario para producir la conversión, dependerá de lo que nos resulte eficiente en la búsqueda de la captura de las emociones de nuestros seguidores.

Si optas por el emprendimiento, seguro te harás millonario

Otro gran mito… que verdad tan grande es ese principio del coaching que establece a la “esperanza” como el eje central del positivismo. Es verdad que lanzarse a la conquista de la red en el ámbito empresarial, lleva implícito un alto nivel de ilusión y optimismo. Y es también verdad que no todas las ideas brillantes tienen éxito ni todos los emprendimientos, dependen de la dedicación.

De nuevo, el aprendizaje se transforma en un desafío ya que, en Internet, para tener éxito, conviene ser capaces de transformar dedicación y eficiencia, qué acciones son eficientes y cuáles simplemente, no generan ningún tipo de avance.

Cuanto más focalizado estés en tus objetivos y más aproveches las oportunidades que vayas encontrando que te acercan a ellos, más garantías de éxito tendrás.

El blog, banner, email, foros… se extinguieron

Grandes mitos para grandes justificaciones. Ninguna de las anteriores ha muerto ni lo hará, la clave para lograr el éxito con los negocios online está en no apresurarse, establecer estrategias con dos horizontes temporales, uno el tendente a atrapar y cautivar a tu público objetivo, transformándolos en clientes apóstoles de tu marca y el otro, el que se refiere a las cifras globales de empresa, éste último no puede alcanzarse sin el anterior.

Resulta por ello un absurdo pensar que el email, el banner, el blog, las redes… pueden agotar su eficiencia, finalmente, lo que sucede se debe a la propia evolución natural de la innovación tecnológica, las nuevas herramientas, recursos y soluciones, que acercan a las personas y aumentan las experiencias, sitúan a nuestros “clásicos” en su lugar definitivo, todo cuenta y todo vale, aunque la búsqueda de la eficiencia debe ser una constante.

En las redes sociales, se miden emociones

Este es quizá uno de los mayores errores de quienes buscan consolidar un negocio online de éxito. Las redes sociales son plataformas que permiten optimizar las acciones a través de las cuales las empresas ponen en marcha sus estrategias de marketing, es por ello que no podemos caer en el recurso fácil de pensar que no se mide la acción social, que es imposible obtener un ROI y que las redes sociales son una forma fácil de ganar dinero online, ya que no son cuantificables los avances.

Cuando una comunidad nace y los alcances se mantienen en ascenso, los seguidores se suman, las ventas procedentes de la comunidad se incrementan y los comentarios son positivos y alentadores… el ROI de dichas acciones será un aumento de nuestra influencia, lo que nos abrirá las puertas a nuevas alianzas, estrategias y clientes.

En definitiva… no dotemos a los recursos y herramientas de cualidades que no poseen, las redes sociales son tan cuantificables como el resto de las acciones en red. Existe compromiso, existe trabajo constante, formación permanente, equipo cohesionado, mensaje… existe plan de empresa, estrategia, objetivos… sólo así seremos capaces de tener éxito en un negocio online.
Publicidad
Comunicación de errores o erratas en los contenidos Errores y/o erratas

Apps:

Descargate gratis el cuadro de cuentas  para tu smartphone Calcula préstamos, leasing, depósitos y planes de pensiones con tu smartphone Disponible en App Store Disponible en Google Play

Patrocinador: