Carrito
No hay productos.

¿Empleados?, el gran tesoro, motívales flecha La empresa enferma

Índice
1 El cuerpo humano, la empresa y tu actitud
2 Liderar la empresa enferma
3 ¿Por dónde empezar?
Página anterior Página inicial Página siguiente Imprimir Página

El cuerpo humano, la empresa y tu actitud

En la vida son todo metáforas, comparaciones, parábolas. Una vez más aquí haremos una comparación entre la empresa y el cuerpo humano.

Cuando nos referimos a nuestro cuerpo es UN TODO, piernas, brazos, músculos, órganos, cerebro...y todo ello forma un equilibrio de nuestra salud física y mental. Pero en ocasiones decide entrar un pequeño virus en nuestro cuerpo y alterar nuestro estado físico, mental y emocional.

Ahora os propongo que imaginemos que por alguna razón un día te levantas y te das cuenta de que ese gusanito del que acabamos de hablar, el virus, entra en tu cuerpo y sin darte cuenta has perdido la vista, ¡estás Ciego!

Dibujo

¿Qué ocurriría?, ¿qué pasaría por tu mente?, ¿cómo te sentirías?

En primer lugar sería una gran catástrofe, habrías perdido una de tus herramientas para vivir, para afrontar las diferentes situaciones cotidianas, tu vida se habría destrozado por completo.... Pasado un tiempo y según el tipo de persona que fueras en ese momento, más negativa o más positiva, tu actitud y comportamiento sería diferente.

Optemos por decidir que eres uno de esos que decide seguir para adelante y luchar contra tierra y marea, afrontando todas las dificultades, problemas, vaivenes que en el día a día te vas encontrando.

Llegaría un día en el que te darías cuenta que no pasa nada, que puedes seguir por el camino, que tu cuerpo tiene otros sentidos y que los puedes utilizar y desarrollar, así que te pones manos a la obra y con mucho esfuerzo e ilusión te adaptas al cambio de forma positiva. Antes te movías de una manera, ahora de otra diferente, pero tus ganas de comunicarte, de explorar, de disfrutar van haciendo que cada día que pase tu vida sea más interesante.

Por supuesto que consigues vivir gracias a tu Actitud positiva, tu ilusión, tu cariño, tu pasión... consiguiendo de esta forma vivir, vivir y vivir.

Si un hada de los bosques, un Gurú, un chamán, un médico, un médium... te hubiese avisado de lo que iba a suceder ¡quedarte ciego!, ¿Qué hubiese pasado?, ¿cómo hubieses actuado? Quizás hubieras hecho algo para evitarlo, quizás te hubieses dejado llevar, quizás hubieses caído en una depresión y haber entrado en un pozo sin fondo, entonces ¿qué hubiese pasado con tu vida?

Con esto quiero decir que en la vida podemos evitar muchas cosas, otras muchas vienen de sorpresa y depende de nosotros gestionarlas adecuadamente. Pero ten claro que vengan de donde vengan o suceden como sucedan eres tú el que decide actuar de una manera u otra, así que como líder de tu vida quizás te toque liderar en alguna ocasión a un grupo de gente, liderar y todo lo que eso conlleva, como la motivación, entre otras muchas cosas.


Liderar la empresa enferma

Esa empresa que estás liderando está compuesta por empleados, quizás tengas suerte y no haya muchos virus en ella o quizás seas uno de esos desafortunados que está rodeado de enfermedades, dolores, malestar...

Cuando nos introducimos en el mundo empresarial nos damos cuenta que son muchas las organizaciones que están enfermas, están rodeadas y formadas por pacientes cada vez mas graves y cada uno de ellos tiene una dolencia diferente. En ocasiones sus directivos no se dan cuenta de ello o no se quieran dar cuenta, haciéndose pasar por ciegos sin necesidad alguna.

¿Es posible erradicar las enfermedades, virus, molestias, dolores...?.

Por supuesto que SÍ se pueden erradicar todas esas cuestiones, pero no con medicamentos espontáneos y sí con tratamientos específicos y duraderos. Las soluciones momentáneas son parches con poca durabilidad. Si realmente quieres acabar con el problema involúcrate en él, de esta manera podrás solucionarlo de forma eficaz y eficiente.


¿Por dónde empezar?

Como gerente, director, jefe te habrás planteado cuestiones como ¿qué ocurre en el trabajo?, ¿cómo actúo ante los trabajadores?, ¿qué está ocurriendo con los empleados?, ¿por qué?, ¿qué estoy haciendo?, ¿si soy yo quien realmente saca el trabajo adelante de quién es la culpa de todo el problema?, ¿mis recursos porqué no trabajan más y mejor?

Página anterior Página inicial Página siguiente Imprimir Página
Publicidad
Publicidad
Comunicación de errores o erratas en los contenidos Errores y/o erratas

Apps:

Descargate gratis el cuadro de cuentas  para tu smartphone Calcula préstamos, leasing, depósitos y planes de pensiones con tu smartphone Disponible en App Store Disponible en Google Play

Patrocinador: