Carrito
No hay productos.

Elección de la forma jurídica de una empresa  - Criterios de elección de la forma jurídica I

Índice
1.- Antes de emprender
2.- Criterios de elección de una forma jurídica u otra
  2.1.- La imagen y el tipo de actividad económica que desarrolla la empresa
  2.2.- La responsabilidad

1.- Antes de emprender

Uno de los pasos más importantes que debe realizar un emprendedor es la elección de la forma jurídica de su futura empresa, que deberá ser acorde con la actividad empresarial a realizar.

Para llegar a definir de forma correcta su empresa, se efectúa un plan de empresa, donde se realiza un estudio preliminar para definir de forma concisa la actividad mercantil que va a desarrollar su futura empresa, así como delimitar el mercado en el que va a operar. Además de las necesidades económicas, humanas y materiales - sin olvidar los gastos iniciales - de su puesta en funcionamiento. Y, entre otros, los resultados económicos y comerciales previstos.

Con estos datos a su disposición se deberá plantear la siguiente pregunta: ¿Quién será el titular de la empresa? Para ello es conveniente que estudie y se informe acerca de las diferentes formas jurídicas que tiene a su disposición.

Teniendo en cuenta que la empresa se configura como un sujeto de imputación de derechos y obligaciones, debemos encuadrar el proyecto empresarial en una figura jurídica concreta de las reguladas dentro de nuestro marco legal. Por ello, desde el momento en que se decide crear una empresa, elegir adecuadamente su forma jurídica es una sabia decisión para evitar en el futuro problemas de indefinición o inadecuación legal o de cualquier otra índole que, en definitiva, sólo vendrían a perjudicar la actividad empresarial.
Esquema sobre el proceso de elección de la forma jurídica de la empresa

2.- Criterios de elección de una forma jurídica u otra

Es difícil establecer unos criterios precisos o matemáticos que permitan determinar y elegir la forma jurídica más adecuada para cada caso concreto, dado que cada proyecto empresarial presentará unas características propias que requerirán un estudio particular y concreto.

En muchos casos el emprendedor se decide por ser empresario individual - por ejemplo, autónomo - por cuestiones económicas, escasos recursos iniciales, carencia de socios o colaboradores e incógnita en cuanto a la perdurabilidad de la empresa, entre otros. Otras veces se decide ser empresa societaria - por ejemplo, Sociedad Limitada - por la limitación que existe en cuanto a la responsabilidad patrimonial ante terceros resultantes de la actividad de la misma.

No obstante, podemos afirmar que existen y se manejan unos criterios generales de elección de forma jurídica que, aunque no constituyen una fórmula exacta que nos lleven siempre a una elección acertada, intentan descubrirnos algunos aspectos de especial importancia que hemos de tener muy en cuenta a la hora de efectuar la elección de forma jurídica.

2.1.- La imagen y el tipo de actividad económica que desarrolla la empresa

Una sociedad, al estar obligada a depositar sus cuentas contables en el Registro Mercantil, ofrece mayores garantías a clientes y proveedores que un empresario individual. Por tanto, atiende a la voluntad del promotor por querer ofrecer una mejor imagen de su empresa.

Por otro lado, la actividad económica que vaya a desarrollar la empresa puede condicionar la elección de forma jurídica en aquellos casos en que en la normativa aplicable se establezca una forma jurídica concreta. Para este fin, será conveniente analizar con detalle la normativa que regula la actividad económica que se proyecte ejercer, a fin de comprobar si exige la adopción de una forma jurídica determinada.

2.2.- La responsabilidad

La responsabilidad es un aspecto muy importante a tener en cuenta a la hora de elegir forma jurídica. Esta responsabilidad define cómo ha de responder el empresario ante posibles deudas e impagos generados por su negocio. De esta forma, en función de las responsabilidades que el emprendedor o promotores estén dispuestos a asumir en el desarrollo del proyecto empresarial, se optará por una u otra forma jurídica.

La responsabilidad de los socios ante posibles deudas de la empresa sólo afecta a sus aportaciones en la sociedad, pero no afecta a sus patrimonios personales. El riesgo y ventura del negocio lo cubre enteramente la sociedad con su capital, al tener personalidad jurídica propia, quedando al margen los bienes privativos de cada uno de los socios.

Así, la responsabilidad puede estar limitada al capital aportado (sociedades mercantiles), o bien tratarse de una responsabilidad ilimitada que afecta tanto al patrimonio mercantil como al privado del promotor (empresario individual o autónomo y comunidades de bienes).
Página Anterior  Ver índice  Página Siguiente Elección de la forma jurídica de una empresa  - Criterios de elección de la forma jurídica I
Publicidad
Calculadoras
Leasing financiero Préstamos cuota constante, con carencia, ... Elaboración del plan de empresa
Publicidad
Comunicación de errores o erratas en los contenidos Errores y/o erratas

Apps:

Descargate gratis el cuadro de cuentas  para tu smartphone Calcula préstamos, leasing, depósitos y planes de pensiones con tu smartphone Disponible en App Store Disponible en Google Play

Patrocinador: