Carrito
No hay productos.

Ser tu propio jefe puede sonar tentador –o tal vez sea la única salida que has encontrado para desarrollar tu carrera profesional como a ti te gustaría–, pero debes saber que para realizar una actividad económica o profesional por tu cuenta tendrás que darte de alta como autónomo, con todas las consecuencias que ello conlleva. Si además quieres optar a bonificaciones o ayudas deberás solicitarlas antes de realizar los trámites del alta, por lo que es muy importante que tengas un sencillo esquema mental de todo el proceso y el tiempo que te llevará la puesta en marcha. Aún no has empezado y ya se te hace cuesta arriba.

Darse de alta como autónomo

En detalle:
  1. Introducción
    Ventajas e inconvenientes de ser autónomo frente a sociedad
  2. Trámites para darse de alta como autónomo
    Alta de autónomo en el RETA de la Seguridad Social
    Alta de autónomo en Hacienda
    Trámites en el Ayuntamiento
    Otros trámites a tener en cuenta
  3. El coste de convertirse en autónomo
    El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)
    El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)
    Las cotizaciones a la Seguridad Social en RETA
  4. Conclusiones

1. Introducción

Desde el punto de vista legal toda persona física que realice una actividad económica de forma habitual en España debe darse de alta como autónomo para responder ante sus obligaciones tributarias con Hacienda y de afiliación con la Seguridad Social.

Por ello es necesario que antes de emprender calcules cuánto vas a facturar o ingresar realizando tu actividad y, por otro lado, cuánto estimas que pagarás en concepto de tributos y aportaciones a la Seguridad Social por establecerte como autónomo por primera vez.

Recuerda que la legislación es muy cambiante y es posible que se establezcan unas ayudas para fomentar el autoempleo y después desaparezcan o modifiquen los requisitos de acceso. Por consiguiente, es recomendable realizar estos cálculos sin contar con las posibles ayudas para valorar la viabilidad de tu proyecto o, al menos, realizar un plan alternativo para estar preparado.

En todo caso debes solicitar cualquier bonificación o ayuda antes de darte de alta como autónomo, también debes solicitar el pago único de la prestación por desempleo para emprender antes de comenzar con los trámites para darte de alta, si fuese tu caso.

Dicho esto, debes saber que existen varios tipos de autónomos como el autónomo económicamente dependiente, el autónomo colaborador familiar, el autónomo societario, el autónomo agrario, deportistas y artistas, etc. En este artículo nos centraremos en el autónomo de toda la vida, es decir, el que ejerce una actividad económica o profesión como trabajador por cuenta ajena y no constituye ninguna sociedad, ya que los trámites varían dependiendo del tipo de trabajador por cuenta ajena que se quiera establecer.

Así, en el presente artículo se contempla la figura del autónomo de actividades empresariales como taxistas, transportistas y los relativos al sector de la hostelería o peluquería y los profesionales autónomos no colegiados –o freelance– como diseñadores, traductores, estilistas y programadores, entre otros.

Por esta razón, tanto si quieres abrir un bar en solitario como poner a disposición de terceros tu experiencia y conocimientos obtenidos a lo largo de tu carrera profesional, tendrás que pasar por los trámites para convertirte en autónomo.

Ventajas e inconvenientes de ser autónomo frente a constituir una sociedad

Quizá consideres que es mejor aprovechar las gestiones en las diferentes administraciones y constituir una sociedad, pero debes conocer que existen diferencias entre la figura del autónomo y el autónomo societario que administra una sociedad, tanto en responsabilidades, obligaciones y costes. Además de las dificultades que encontrarás en gestionar una empresa cuando aún desconoces el tamaño de tu negocio.

Convertirte en autónomo es una decisión que debes tomar como persona porque tu forma de vida –y las de tus allegados– se verá transformada por esta nueva realidad, así que valora correctamente cuáles son las ventajas, desventajas y costes de constituirte como autónomo antes de dar el primer paso.

Entre las ventajas encontrarás que darte de alta como autónomo es más rápido que constituir una sociedad y tampoco requiere de un capital inicial, por lo que es la forma que precisa menos gestiones y trámites legales.

Además, puedes empezar como autónomo y más adelante constituir una sociedad si las ganancias son cuantiosas y necesitas separar tu patrimonio –y responsabilidades– del generado por la actividad. Aunque es recomendable que esta separación la hagas desde el primer momento a nivel de gestión para que puedas valorar correctamente los ingresos y gastos derivados de tu profesión para advertir si te está yendo bien y tomar las decisiones más óptimas en cada momento.

A la hora de beneficiarte de posibles ayudas o incentivos para emprender tienes que informarte muy bien antes de dar el primer paso y prestar atención a los requisitos para evitar que cuando llegue el momento de solicitar la ayuda te encuentres ante una negativa por incumplimiento de alguna condición.

Con respecto a las desventajas, debes saber que si eres autónomo tu patrimonio empresarial y personal se encuentran ligados, por lo que responderás con tus propios bienes presentes y futuros –y con los de tu cónyuge si te encuentras casado en régimen de gananciales– ante deudas con terceros (proveedores, acreedores, organismos públicos como la Seguridad Social o Hacienda, etc.).

Otro aspecto a tener en cuenta es que como autónomo tributas conforme a los beneficios obtenidos, siendo posible que llegue un momento que pagues más por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas que si hubieses montado una sociedad y pagases mediante el Impuesto de Sociedades. Por lo que en el momento que estés generando un nivel elevado de beneficios quizá te convendría más dar el salto a una sociedad.

Ventajas Desventajas
  • Trámites y gestiones más rápidas.
  • No requiere de inversión inicial en capital social.
  • Siempre puedes dar el siguiente paso y crear una sociedad si generas los suficientes beneficios.
  • Posibles incentivos para establecerse como autónomo.
  • No estás obligado a llevar la contabilidad (aunque sí es recomendable).
  • Respondes con tu patrimonio presente y futuro.
  • Si estás casado en régimen de gananciales también responderás con los bienes presentes y futuros de tu cónyuge.
  • Si los beneficios son muy elevados pagarás más mediante IRPF que por el Impuesto de Sociedades.
  • Estarías obligado a llevar la contabilidad ajustada al Plan General de Contabilidad que corresponda.

2. Trámites para darse de alta como autónomo

Habrás advertido que establecerte como autónomo es más sencillo que constituir una sociedad, pero puede resultarte laborioso si no estás acostumbrado a realizar este tipo de gestiones.

Trámites y modelos para darse de alta como autónomo

En primer lugar debes darte de alta en la Seguridad Social y en Hacienda, puedes hacer estas dos gestiones en el mismo día, pero es muy importante que gestiones el alta como autónomo en la Seguridad Social y después en Hacienda. Estos organismos públicos se han modernizado hasta tal punto de que exigen que se realicen las gestiones desde su Sede Electrónica, por lo que realmente el primer paso es obtener el certificado digital o Cl@ve para operar con las administraciones públicas. No te preocupes, puedes acudir físicamente a estas administraciones mientras gestionas el certificado digital, pero no te olvides de este certificado porque lo necesitarás más pronto que tarde para comunicarte con la Aeat y la Seguridad Social para tus gestiones diarias.

En caso de que realices la actividad en un establecimiento, debes tramitar ante el Ayuntamiento la correspondiente licencia de apertura o actividad, si antes requieres acondicionar o reformar el lugar, deberás contar con la licencia de obras.

Dependiendo de la complejidad de la actividad que quieras desarrollar tendrás que realizar más o menos trámites en forma de requisitos para poder ejercer tu profesión.

Alta de autónomo en el RETA de la Seguridad Social

Trámites y modelos para darse de alta como autónomo en el RETA de la Seguridad Social

Conviene que sepas que como autónomo te darás de alta en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores Autónomos (RETA). Esto quiere decir que tus cotizaciones, obligaciones y coberturas difieren de las de un trabajador por cuenta ajena que se encuentra dado de alta en el Régimen General. Por ejemplo, la prestación por desempleo para autónomos es distinta a la de los trabajadores por cuenta ajena, tanto en duración como requisitos de acceso.

En el Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social encontrarás los requisitos, coberturas y obligaciones de este Régimen Especial.

Volviendo al tema burocrático, deberás solicitar el alta 60 días naturales antes del inicio de tu actividad en la Tesorería de la Seguridad Social cumplimentando el modelo TA.0521 para trabajadores autónomos y seleccionar tu base de cotización. También puedes realizar este trámite telemáticamente en la Sede Electrónica.

Darse de alta como autónomo en la Seguridad Social
Plazos de Presentación
  • Solicitud del alta: 60 días naturales antes del inicio de la actividad.
  • Solicitud de la baja y variaciones de datos: 3 días naturales.
Impreso
  • Modelo TA.0521 -  Solicitud de alta / baja / variación de datos en el Régimen Especial de Autónomos.
  • Ten en cuenta que existen diferentes versiones del modelo TA.0521 en función del tipo de trabajador por cuenta propia de que se trate (trabajador autónomo económicamente dependiente, trabajador autónomo agrario, socios de cooperativas, familiar colaborador, etc.).
Documentación y datos
  • Documento Nacional de Identidad (DNI).
  • Número de afiliación a la Seguridad Social.
  • Código CNAE (Clasificación Nacional de Actividades Económicas) de la actividad que depende del epígrafe del IAE escogido (ver alta en Hacienda).
  • Escoger la base de cotización.
  • Escoger la Mutua de Accidente de Trabajo y Enfermedades Profesionales para la cobertura de contingencias comunes, profesionales y por cese de actividad.
  • Datos bancarios para la domiciliación de las cuotas.
Dónde tramitarlo
  • En la Dirección Provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social o Administración de la misma.
  • Si dispones de un certificado digital o Cl@ve puedes acceder mediante la Sede Electrónica (SEDESS).

Debes saber que mediante la Orden ESS/485/2013 de 26 de marzo, por la que se regulan las notificaciones y comunicaciones por medios electrónicos en el ámbito de la Seguridad Social, estarás automáticamente obligado a realizar los trámites de afiliación, cotización y comunicaciones con la Seguridad Social de forma telemática a través de:

  • Los servicios disponibles en la SEDE electrónica.
  • O bien mediante un autorizado a través del Sistema RED.

Por lo que si decides dar el paso de establecerte como autónomo deberás familiarizarte con las nuevas tecnologías para comunicarte con la Seguridad Social para tus próximas gestiones o contar con un apoderado para que realice estas gestiones por ti a través del Sistema RED.

Alta de autónomo en Hacienda

Trámites y modelos para darse de alta como autónomo en Hacienda

Otro de los trámites que debes realizar antes de ejercer tu actividad como autónomo es el alta en Hacienda mediante la declaración censal del modelo 036. Censo de empresarios, profesionales y retenedores - Declaración censal de alta, modificación y baja o mediante la declaración censal simplificada del modelo 037, si cumples ciertas condiciones.

Para declarar la actividad que vas a desarrollar debes seleccionar alguno de los epígrafes del Impuesto de Actividades Económicas (IAE), no te asustes porque es posible que no tengas que pagar este impuesto debido al amplio rango de su exención (importe neto de la cifra de negocios inferior a 1.000.000 euros), pero debes informar igualmente a Hacienda sobre tu actividad al cumplimentar el modelo censal 036 o 037.

Este epígrafe que se encuentra dividido en tres grandes grupos –actividades empresariales, actividades profesionales y actividades artísticas– marcará el régimen de IVA que se te aplicará según la actividad que desarrolles, así como el régimen de IRPF. Si desarrollases más de una actividad podrás darte de alta en varios epígrafes a la vez, el problema radica en equivocarse o declarar con datos erróneos, lo que conllevaría a sanciones incluso antes de empezar a generar ingresos, que no beneficios.

Darse de alta como autónomo en Hacienda
Plazos de Presentación
  • Solicitud del alta: Después del alta en la Seguridad Social (plazo de 60 días antes del inicio de la actividad)
Impreso
  • Modelo 036. Censo de empresarios, profesionales y retenedores - Declaración censal de alta, modificación y baja.
  • O mediante la declaración censal simplificada del modelo 037.
Información a comunicar
  • Datos fiscales: coinciden con tus datos personales.
  • Datos de la actividad: epígrafe IAE, dirección del lugar donde se va a realizar la actividad (o el domicilio de tu vivienda habitual si trabajas desde casa), fecha de comienzo de la actividad, régimen de IVA y régimen de IRPF.
Dónde tramitarlo
  • En las oficinas de la AEAT.
  • Mediante la Sede Electrónica de la Agencia Tributaria, para acceder debes disponer de un certificado digital o Cl@ve.

Además, si tu actividad económica cumple los requisitos para tributar en estimación objetiva o módulos, estás obligado a ingresar en Hacienda las autoliquidaciones trimestrales mediante el modelo 131. IRPF. Empresarios y profesionales en Estimación Objetiva. Pago fraccionado. Estos pagos se tendrán en cuenta a la hora de presentar el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, de manera que es posible que hayas pagado de más o de menos, realizando el ajuste necesario con tu declaración anual de la Renta.

Trámites en el Ayuntamiento

Licencias del Ayuntamiento para desarrollar tu actividad económica o profesional como autónomo en un local

Si realizas una actividad económica en un local físico deberás contar con el permiso de licencia de apertura o actividad de tu Ayuntamiento. El coste y los requisitos de esta licencia dependen de múltiples factores como el tamaño del local, la relevancia comercial de la calle y el tipo de actividad que desarrolles, si existe o no atención al público o genera o no molestias, entre otros, por lo que es conveniente que consultes directamente con tu Ayuntamiento o con el departamento de urbanismo de tu Municipio.

Recuerda que si adquieres el local, oficina o nave mediante un traspaso de negocio en funcionamiento, deberás comprobar que la licencia de apertura o actividad se encuentra vigente y realizar un cambio de titularidad.

Si es necesario realizar obras de acondicionamiento o mejora del local también deberás solicitar una licencia de obras al Ayuntamiento, siendo el coste y los requisitos del permiso proporcionales a la envergadura de las obras a realizar.

Puedes consultar los trámites ante el Ayuntamiento para ver un resumen de la documentación exigida.

Otros trámites a tener en cuenta

Otros trámites para desarrollar tu actividad económica o profesional como autónomo

Dependiendo de tu actividad puede que te interese registrar la denominación de tu marca. Para proteger tu marca debes acudir a la Oficina Española de Patentes y Marcas, rellenar la solicitud de registro, pagar las tasas y esperar a que te validen el registro después de comprobar que no existe ya la marca que quieres proteger. Tras estos trámites tu denominación o marca te pertenecerá durante 10 años, momento en el que deberás decidir si renovarla o no.

Con todos los pasos anteriores ya podrás comenzar a ejercer tu actividad profesional en solitario, pero en el momento que necesites contar con la ayuda de trabajadores es recomendable que conozcas las diferentes condiciones y casos en los que puedes contratar a un familiar.

Si estás disfrutando de alguna bonificación o ayuda por darte de alta como autónomo para emprender y quieres contratar a tu primer trabajador, asegúrate primero si es compatible la contratación de trabajadores con el disfrute de la bonificación o ayuda.

Una vez tomada la decisión deberás pasar por unos pocos trámites más antes de emplear a otras personas en tu negocio:

  • Comunicar mediante el modelo 036 o 037 en Hacienda que vas a contratar a trabajadores.
  • Comunicación de apertura del centro de trabajo en la Conserjería de Trabajo de tu comunidad autónoma.
  • El Libro de Visitas tanto físico como electrónico a disposición de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social dejó de ser obligatorio a partir de la Orden Ministerial ESS/1452/2016 de 10 de junio. Sin embargo, si recibes su visita te extenderán un modelo de inspección que deberás conservar durante un plazo de cinco años.

3. El coste de convertirse en autónomo

Además de las tasas y costes de las oportunas licencias de apertura y de obras, ten en cuenta que a partir del primer mes que comiences a ejercer tu profesión deberás hacer frente a distintos pagos, como es el caso de la cuota a la Seguridad Social, las autoliquidaciones trimestrales del IVA o retenciones o pagos fraccionados del IRPF, dependiendo de tu caso.

Por ello, nunca pierdas de vista las obligaciones fiscales, contables y registrales además del calendario de tus obligaciones fiscales que tendrás como autónomo.

El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)

El Impuesto sobre el Valor Añadido es un impuesto directo que se genera cada vez que se compra o vende un bien o un servicio en España (excepto en Canarias cuyo equivalente sería el IGIG). De forma resumida cada vez que vendas un producto o realices un servicio tendrás que cobrarle a tu cliente el importe del mismo más el IVA que corresponda, que se denomina IVA repercutido, ese dinero no te pertenece a ti, sino a Hacienda, pero tú te encargas de recaudarlo y hacérselo llegar. Del mismo modo, cada vez que compres un producto o te realicen un servicio tendrás que pagar el coste del mismo más el IVA, más conocido como IVA soportado.

Cada tres meses tendrás que liquidar con Hacienda estas diferencias, es decir, le ingresas a Hacienda el IVA que has repercutido y le comunicas el IVA que has soportado para que te lo devuelva, al hacerlo en un único modelo se calcula directamente la diferencia y así puede que tengas que pagar o te devuelvan dependiendo de las ventas y compras que hayas realizado durante ese trimestre. Existe la posibilidad de solicitar las liquidaciones mensuales de IVA si se cumplen ciertos requisitos, entre ellos ser emprendedor.

Por este motivo, si te das de alta como autónomo vas a tener que aprender a expedir facturas a tu nombre en tu día a día del mismo modo que debes hacerte con un programa de facturación adecuado a tus necesidades, así que te recomiendo revisar el reglamento de facturación que tienes a tu disposición para reflejar correctamente el IVA en tus facturas.

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

Las empresas tributan por el Impuesto de Sociedades, entonces, ¿cómo tributa un autónomo? Ya debes saber que mediante el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o IRPF. Este impuesto se paga al año siguiente de haber generado los rendimientos, es decir, durante un año entero generas unos beneficios como autónomo y entre abril y julio del año siguiente calculas cuánto tienes que pagar por esos rendimientos que has generado anteriormente. Recuerda que este impuesto es personal, progresivo y subjetivo, por lo que tiene en cuenta tu situación personal, familiar e ingresos.

Sin embargo, Hacienda tiene un mecanismo para autofinanciarse y evitar tener que esperar un año entero para que pagues tus impuestos. Así que si puede te hará pagar de forma trimestral mediante pagos fraccionados del IRPF (para los contribuyentes en régimen de estimación directa normal o simplificada, y estimación objetiva) y/o por las retenciones del IRPF que te practicarán cada vez que realices un servicio profesional a una empresa u otro autónomo. De esta forma, al año siguiente se tienen en cuenta todos los pagos que has ido adelantado para calcular si tienes que pagar más o te devuelven en tu declaración anual de Renta.

Recuerda que la obligación de realizar pagos fraccionados del IRPF, retenciones del IRPF y los tipos a aplicar vienen dados por el epígrafe del IAE de tu actividad económica o profesional cuando te das de alta como autónomo en el modelo 036 o 037.

Las cotizaciones a la Seguridad Social en RETA

Todo lo comentado anteriormente viene a decir que el IVA y el IRPF dependerán del volumen o facturación de tu negocio, pero con respecto a la Seguridad Social sí puedes calcular por adelantado el coste mensual que deberás afrontar.

Así, para establecerte como autónomo deberás pagar mensualmente la cuota de la Seguridad Social dependiendo de una cuantía mínima y máxima establecida por los Presupuestos Generales del Estado, en caso de que no dispongas de ninguna bonificación, ayuda o subvención que reduzca esta cuota.

Para que puedas hacerte una idea, la cuota se calcula aplicando un tipo de cotización (%) que viene fijado por la Ley por la base de cotización que has escogido (puede ser la base mínima).

Cuota = Base de cotización x Tipo de cotización (%)

Vamos a realizar el cálculo suponiendo que has escogido la base mínima, que se encuentra en 944,40 euros. Los porcentajes de los tipos de cotización se encuentran disponibles en la página web de la Seguridad Social.

Calcular la cuota mínima de autónomos
Concepto Tipo (%) Cuota sobre la base mínima
Contingencias Comunes 28,30 267,27 €
Contingencias Profesionales 0,90 8,50 €
Cese de Actividad 0,70 6,61 €
Formación Profesional 0,10 0,94 €
Total 30 283,32 €

Deberás satisfacer un mínimo de 283,32 euros mensualmente en concepto aportaciones a la Seguridad Social si escoges la base de cotización mínima y no disfrutas de ninguna bonificación o reducción en tu cuota. A recalcar que pagarás tu cuota ingreses mucho, poco o nada ese mes.

No olvides incluir estos costes cuando realices cálculos para conocer la viabilidad de tu futuro negocio y responderte a ti mismo la siguiente pregunta: "¿Cuánto dinero tengo que facturar o ingresar para ganar un salario decente para vivir?".

4. Conclusiones

Para ser emprendedor es bueno que entre tus cualidades se encuentre la capacidad de afrontar nuevos desafíos. No obstante, también es vital dejarse informar y asesorar por expertos sobre estos procedimientos burocráticos que te pueden resultar desconocidos para evitar cometer infracciones sin darte cuenta o perder oportunidades en forma de ayudas o subvenciones por no realizar los trámites correctos antes de darte de alta como autónomo.

El consejo general es que empieces los trámites con el tiempo suficiente para evitar retrasos en la apertura de tu negocio o actividad, pues no puedes comenzar a facturar sin estar debidamente dado de alta como autónomo.

Por último, poner en tu conocimiento que puedes plantear tus dudas sobre los pasos a seguir para convertirte en autónomo o revisar las ya planteadas en los foros.

Publicidad
Envía tu CV o publica tus ofertas en empleo en administración de empresas
Publicidad
Publica tus colaboraciones en el entorno Área de Pymes

Entorno Área de Pymes:

Área de Pymes Plan General Contable Abanfin plusCalendar Facebook

Apps:

Descargate gratis el cuadro de cuentas  para tu smartphone Calcula préstamos, leasing, depósitos y planes de pensiones con tu smartphone Disponible en App Store Disponible en Google Play

Patrocinador: