Página Anterior  Ver índice  Página Siguiente   Negociación y contratación bancaria  - Determinación de los importes máximos
Índice
  3.5 ¿Qué importe podremos financiar?
    3.5.1 Préstamos y Leasing
    3.5.2 Circulante, créditos y anticipo de efectos comerciales

5º- Experiencia previa
En el caso de que plantemos la operación ante una nueva entidad financiera es evidente que esta no tiene una experiencia previa de trabajo con nosotros por lo que será más rigurosa en el análisis de los datos aportados mientras que si la operación la planteamos ante una entidad con la que ya hemos trabajado en el pasado lo normal es que la experiencia previa tenga mucho que decir.

Puesto que al final quién autoriza la operación no es más que una persona podemos afirmar que un análisis cuantitativo escaso puede ser compensado con un análisis cualitativo positivo, si bien lo contrario no se suele producir.

6º- Empresas de nueva constitución
Es evidente que cuanto una empresa inicia su andadura todo lo descrito anteriormente no existe, no hay información contable, ni patrimonio, ni experiencia previa, en definitiva no hay nada. En estos casos la entidad financiera centrará su análisis en los socios o emprendedores, siendo de gran ayuda en estos casos la realización de un detallado plan de viabilidad.

Proceso de análisis de la operación
En el caso de las empresas es muy habitual que se realice un análisis pormenorizado de la operación a financiar en si misma. Así no será lo mismo solicitar una operación de financiación para la apertura de un nuevo mercado, ampliación de la capacidad productiva o similar que para la remodelación de las oficinas. En este sentido primarán las inversiones productivas sobre las no productivas.

3.5.- ¿Qué importe podremos financiar?

A priori todos tenemos claro a que podemos comprometernos y por tanto el importe aproximado de la financiación que podemos solicitar y a que no pero no estará de más tener en cuenta las siguientes reglas.

3.5.1.- Préstamos y Leasing

En el caso de los préstamos su finalidad habitual es la adquisición de un bien o servicio y puesto que un préstamo no es un alquiler lo más normal es que la entidad financiera nos pida que nosotros asumamos un determinado porcentaje del importe del bien o servicio a adquirir. Así es muy habitual que no se financien los impuestos vinculados a la compra, o que el importe máximo de la financiación no supere el 80 % del valor del bien o servicio.

3.5.2.- Circulante, créditos y anticipo de efectos comerciales

En este caso es más difícil cuantificar que parte de nuestras necesidades financieras de circulante pueden ser contempladas como financiables a través de una entidad financiera y cuáles no.

Fuentes de financiación de circulante en una empresa
Recursos propios
Evidentemente una parte del circulante lo normal es que esté financiada mediante la utilización de recursos propios, bien se trate de beneficios no distribuidos, o utilicemos financiación a largo plazo.
Proveedores
Al igual que a la gran mayoría de los clientes de una empresa pagan entre los 30 y los 90 días, las empresas a su vez liquidan a sus proveedores a un plazo similar, de tal modo que parte de sus necesidades de circulante las financian retrasando el pago a los proveedores.
En este caso hay que tener en cuenta que dependiendo del tipo de empresa dicha cuantía puede no ser relevante como es el caso de las empresas de servicios donde más que proveedores tiene acreedores por suministros, cuyas condiciones de pago no suelen ser negociables y suelen cobrar mensualmente.
Financiación ajena
En este caso lo más habitual es utilizar dos tipos de recursos diferentes: a) Anticipo de efectos comerciales, recibos, pagarés, letras de cambio, facturas, etc. b) Contratación de cuentas de crédito.

La forma de calcular de forma aproximada el importe de la póliza de crédito o de la línea de anticipo de efectos comerciales la podemos obtener calculando el importe aproximado de gasto diario en la empresa multiplicándolo por la diferencia en días entre el período de cobro medio y el período de pago medio.

Ejemplo de cálculo de necesidades de circulante

Fórmula  del consumo medio diario
Fórmula de las ventas medias diarias
Fórmula del período medio de cobro
Fórmula del período medio de pago

Gasto medio diario: 1.325,36 €/día
Período medio de cobro: 65,36 días
Período medio de pago: 35,40 días
Período de circulante a financiar: P.M.Cobro - P.M.Pago
65,36 - 35,40 = 29,26 días
Necesidades de circulante: Período de circulante x Gasto medio
29,26 días x 5.325,36 €/día = 39.707,78 €

Una vez definidas las necesidades de circulante de la empresa ya podremos ajustar sus distintas fuentes de financiación, si bien lo más habitual es que una entidad financiera no nos financie más allá del 70 % de dichas necesidades.

Página Anterior  Ver índice  Página Siguiente   Negociación y contratación bancaria  - Determinación de los importes máximos
Carrito
No hay productos.
Calculadoras de gestión de tesorería y negociación bancaria Cálculos Banca & Tesorería
Balance y cuenta de resultados banco empresa Gestión y anticipo de efectos comerciales
Copyright 2005© NewPyme S.L. - Contactar con nosotros - 902 570 697 - Publicidad - Aviso Legal Aviso Legal