Carrito
No hay productos.

Impuesto sobre el valor añadido  - Introducción y esquema

1.- Introducción

El Impuesto sobre el Valor Añadido es un impuesto indirecto, instantáneo y objetivo que grava el consumo, gravando neutralmente las distintas fases de producción de bienes y servicios.

Es indirecto tanto en sentido jurídico como económico: jurídicamente porque hay que repercutir siempre y económicamente porque grava el consumo.

Es instantáneo porque grava en cada operación que efectuamos, pero las declaraciones de IVA se hacen periódicamente cada tres meses.

Es objetivo porque no tiene en cuenta las circunstancias personales y familiares del contribuyente.
El objeto de gravamen es el consumo y el consumidor final es el que va a pagar el IVA.
Se trata de un impuesto neutral ya que el impuesto no afecta a las decisiones económicas de la empresa.
Es un impuesto multifásico, se paga el IVA correspondiente a cada fase de producción.

Esquema gráfico del impuesto sobre el valor añadido
De esta forma:
  • En cada fase de producción–distribución se ingresa en Hacienda el impuesto sobe el valor añadido obtenido en la misma.
  • El IVA no afecta a las fases intermedias. El empresario se limita a ingresar en Hacienda el exceso del IVA que repercute o cobra sobre el IVA que soporta o paga. Si el exceso fuese negativo (paga más de lo que cobra) la diferencia le es devuelta por Hacienda. El IVA no es ingreso ni gasto, sino un débito (IVA repercutido) o un crédito (IVA soportado) para con Hacienda.

Página Anterior  Ver índice  Página Siguiente Impuesto sobre el valor añadido  - Introducción y esquema
Publicidad
Publicidad
Comunicación de errores o erratas en los contenidos Errores y/o erratas
Publicidad